Teléfono: 936 921 130   Mail:

cat valls esp valls

Búsqueda - Categorías
Búsqueda - Contactos
Búsqueda - Contenido
Búsqueda - Servidor de Noticias Externas
Búsqueda - Enlaces Web
VM - Search, Virtuemart Product
En nuestra Tienda
logoweb6
Su compra
Carro vacío

Blog de la farmacia Valls

Blog dedicado al mundo de la salud en general. Hecho por farmacéuticos para todo tipo de público, podrás encontrar artículos sobre salud, nutrición, deporte, embarazo y lactancia, información de interés...

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta
Suscribirse a esta lista por medio de RSS. Ver entradas etiquetadas calidad de vida

Publicado por en en Consejos farmacéuticos

Actualmente podemos disponer de información sobre cualquier tema a través de internet y, precisamente por este motivo, a menudo nos creemos con el conocimiento necesario para opinar  y actuar según la información recabada.


El ámbito sanitario no difiere del resto, y por tanto mucha gente, cuando tiene un dolor, le diagnostican una enfermedad o le recetan  un medicamento, al primer lugar que acude es a internet. Por ello, como farmacéuticos, debemos dar consejos y formación sobre el uso racional de medicamentos, ya que somos especialistas en ellos.
Consideramos que la automedicación es responsable cuando un paciente se administra un tratamiento farmacológico para síntomas menores, por decisión propia o por consejo de algún conocido, siempre que el  médico o farmacéutico le hayan informado de cómo hacerlo correctamente (para qué, cuándo, cómo y durante cuánto tiempo).

automedicacion-responsable
¿Es necesario el consejo del farmacéutico o la prescripción médica? Si usamos un medicamento sin consultar a un profesional sanitario se pueden producir errores y riesgos innecesarios como por ejemplo:

 

  • Interpretar erróneamente los síntomas de la enfermedad (puede haber síntomas comunes a varias enfermedades).
  • Enmascarar procesos graves, haciendo más difícil su diagnóstico.
  • Provocar una interacción medicamentosa del medicamento administrado con otro medicamento, planta medicinal o alimento.
  • Tomar una dosis, pauta o duración del tratamiento incorrecta.


¿Y qué pasa con los antibióticos? ¿Por qué es tan importante tomarlos sólo cuando existe una prescripción médica? ¿Pasará realmente algo si los tomamos menos días de los que nos ha prescrito el médico? Sí, los farmacéuticos nos hacemos  pesados insistiendo en que sólo el médico puede valorar la necesidad de un antibiótico porque actualmente disponemos de medicamentos eficaces para curar  la mayor parte de infecciones, pero si hacemos un mal uso de ellos favoreceremos que los microorganismos se hagan resistentes.


¿Cómo adquieren los microorganismos las resistencias? Cuando un conjunto de bacterias se expone a un antibiótico, las más resistentes serán las que sobrevivirán,  transmitiendo esta resistencia a sus descendientes.   Si no administramos el fármaco indicado, la dosis necesaria y durante el tiempo correcto, favoreceremos aún más la multiplicación de estos microorganismos resistentes frente a los sensibles, ya que eliminamos su competencia.


Así pues,  para una medicación responsable:

 

  • Evita al máximo la automedicación y consulta al farmacéutico o médico antes de tomar un medicamento. Ellos te informarán sobre dosis, pauta y duración del tratamiento.
  • Déjate aconsejar  por el especialista y no presiones si no te receta o aconseja un fármaco.
  • Informa al médico o farmacéutico si padeces alguna otra enfermedad y haz saber los medicamentos, plantas medicinales o dietas especiales que utilizas. Él te aconsejará sobre la medicación que puedes tomar en caso necesario para síntomas menores.
  • No mezcles nunca psicofármacos y alcohol u otras drogas.


Consulta siempre:

 

  • Si tienes dudas sobre como tomar un medicamento.
  • Si tienes molestias al iniciar un tratamiento o no ha habido mejoría en el tiempo previsto.
  • Si estás embarazada o crees que puedes estarlo. También si eres madre lactante.

 


Fuente consultada farmaceuticonline

Continuar leyendo
Visitas: 3894 0 Comentarios
Calificar el artículo:
0

«Abuelos burgos» de Aloneibar - Trabajo propio. Disponible bajo la licencia Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 vía Wikimedia Commons - http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Abuelos_burgos.jpg#mediaviewer/File:Abuelos_burgos.jpgUna buena alimentación es un elemento básico para disponer de una buena salud, calidad de vida y longevidad, especialmente en personas de edad avanzada. Existen diversas situaciones que pueden favorecer la malnutrición en este colectivo:

  • Deficiencias en la dentición, que producen una pérdida en la efectividad de la masticación, tendiendo a eliminar alimentos  duros como las frutas y vegetales frescos.
  • Sequedad de boca  que dificulta la deglución.
  • Alteración del gusto y el olfato
  • Trastornos en la deglución, disfagia.
  • Enfermedades que cursan con disminución del apetito, o que alteran la absorción o utilización de nutrientes.
  • Medicación crónica con efectos secundarios tales como sequedad de boca, irritación gástrica, estreñimiento y/o disminución del apetito.
  • Vivir solo provoca dificultad o pereza para cocinar y disfrutar de la comida.

Las posibles consecuencias de la malnutrición son:

  • Disfunciones en el sistema inmunitario.
  • Pérdida de masa muscular, frecuente en edad avanzada, y que puede poner en peligro el mantenimiento de las funciones fisiológicas y disminuir la capacidad de respuesta y recuperación.
  • Afectación cardiaca, predisponiendo a la insuficiencia.
  • Afectación de los huesos, facilitando la osteoporosis y causando fracturas.
  • Alteraciones cognitivas.

Para realizar una correcta alimentación es necesario, además de asegurar la energía necesaria, es necesario cubrir las necesidades de macronutrientes (proteínas, hidratos de carbono i grasas) y micronutrientes (vitaminas y minerales). Esto lo conseguiremos si incluimos en nuestra dieta todos los grupos de alimentos:

  • Verduras, hortalizas y frutas (contribuyen además al aporte de fibra)
  • Productos lácteos, desnatados, si la situación lo requiere, para evitar la pérdida de masa ósea
  • Carne, pescado y huevos: fuentes proteicas que evitarán el deterioro muscular
  • Hidratos de carbono complejos (pasta, pan, legumbres, cereales), importantes también en el aporte de fibra, sobre todo los integrales
  • Aceite de oliva
  • Líquidos (preferentemente agua): unos 2 litros diarios, o en forma de gelatina o con espesante, en casos de problemas en la deglución. Teniendo en cuenta que en los ancianos existe una pérdida de la sensación de sed, sería buena idea, controlar la cantidad de líquidos ingeridos especialmente en épocas calurosas.

Deberíamos también reducir al mínimo la ingesta de alimentos como los embutidos y carnes grasas, la pastelería y margarina, el consumo de bebidas alcohólicas, el azúcar y la sal.

En nuestra tienda puedes encontrar complementos nutricionales para personas mayores.

Continuar leyendo
Visitas: 505 0 Comentarios
Calificar el artículo:
1

generalitat

Cargando...

Comentarios

No hay comentarios.

Subscribirme

Su nombre:
Su Email:

Utilizamos Cookies propias y de terceros para facilitarle la navegación y mostrarle información relacionada con sus preferencias. Si usted cierra esta ventana y/o si continua navegando, consideraremos que acepta su uso. Puede ampliar información en el siguiente enlace Más información.

¿Acepta el uso de Cookies para este sitio?